sábado, 10 de julio de 2010

¿QUIÉN ES EL MÉDICO INTERNISTA?


El médico especialista en Medicina Interna es aquel que se especializa en el diagnóstico y manejo de las enfermedades de adultos (a partir de los 14 años), así como el Pediatra es el médico de las enfermedades de los niños (desde el nacimiento hasta los 14 años). La especialización dura 3 años que se cursan después de que se ha terminado la carrera de siete años; así pues, aquella persona adulta (mayor de 14 años) que consulta con un médico Especialista en Medicina Interna está consultando a un Especialista en adultos, así como cuando un niño es llevado con el pediatra estaría consultando con un especialista en niños.


  • La Medicina Interna tiene a su vez sus sub-especialidades, éstas pueden ser: Cardiología, Endocrinología, Neurología, Nefrología, Neumología, Gastroenterología, Oncología, etc.

  • Derivados de la Pediatría serían: Cardiología Pediátrica, Endocrinología Pediátrica, Neurología Pediátrica, etc.

  • Estos Médicos sub-especialistas ya no tienen la visión integral que si tiene el Especialista en Medicina Interna o el Pediatra, sino que su visión se va limitando sólo a las enfermedades que están dentro de la sub-especialidad a la que se dedican.

  • Ahora bien, la mayoría de las enfermedades se presentan de una forma tal que de inicio no se puede decir si pertenecen al área de determinada sub-especialidad y por ello es recomendable aún en los lugares donde existan todas las sub-especialidades que el Especialista en Medicina Interna sea el que evalúe a la mayoría de pacientes adultos cuando tienen alguna molestia.

  • Este médico que como hemos explicado es un Especialista en Adultos, y no como mucha gente piensa por estar desinformada un "Médico General no especializado", puede resolver la gran mayoría de las enfermedades, y cuando el tipo de enfermedad amerita que la persona sea vista por un sub-especialista, es el mismo Médico Internista quien mejor le aconseje a que sub-especialidad acudir.

  • El tratar de acudir de "arranque" a un sub-especialista guiándose solo de lo que uno cree que puede tener, no siempre es beneficioso y más bien puede "complicar" la situación y dilatar la solución al problema.

  • Pongamos algún ejemplo: Si nuestro hijo de 7 años tiene fiebre o dolor abdominal lo lógico es acudir a un Pediatra que es el Médico especialista en niños, no es lógico que le lleve por fiebre al sub-especialista en infecciones en niños y por el dolor abdominal al Médico especialista en enfermedades del estómago (gastroenterólogo pediatra).

  • Ahora veamos el caso de un adulto con fiebre o dolor abdominal, igual que el caso anterior lo lógico es que acuda al Médico Especialista en Medicina Interna que es como el Pediatra de los adultos. La gran mayoría de enfermedades que causan fiebre o dolor abdominal serán resueltas por éste especialista y en los casos raros que no puedan ser resueltos él mismo le dirivará al sub-especialista más aparente y así usted ahorrará tiempo, dinero y complicaciones sin perjuicio de su salud.

  • Es conveniente enfatizar que toda institución médica (Clínica, Hospital, Policlínico) debería contar en su plantel con por lo menos un Especialista en Pediatría y en Medicina Interna para el servicio de consulta normal o emergencia y para el cuidado de los pacientes hospitalizados.

  • Por supuesto también deben contar con un especialista en Cirugía, Ginecología, asi como Anestesiología, Laboratorio clínico y Diagnóstico por Imágenes.

Ahora se entiende el por qué muchos pacientes no logran curarse del todo; pues muchos NO CONOCEN LA LABOR DEL MÉDICO INTERNISTA... mucho menos logran conocer su diagnóstico en forma GLOBAL... y los hospitales saturados de pacientes que acuden VARIAS VECES a los consultorios de sub-especialidades con tratamientos de medicamentos que son empleados en forma parcial, es decir, de una parte orgánica de nuestro cuerpo sin considerar en muchos casos que puede afectar a otra parte orgánica del mismo.


EL MÉDICO QUE OSTENTA LA ESPECIALIDAD DE MEDICINA INTERNA ES COMO EL DIRECTOR DE LA ORQUÉSTA SINFÓNICA, ES QUIEN VELA GLOBALMENTE POR NUESTRO CUERPO, ORDENA, PRIORIZA EL TRATAMIENTO DE NUESTROS DIFERENTES ÓRGANOS SI ESTOS ESTÁN AFECTADOS SIMULTANEAMENTE 2 Ó 3 A LA VEZ, COMPENSA EL TRATAMIENTO, ORDENA LA FORMA DE TOMAR MEDICAMENTOS O EL CAMBIO DE LOS MISMOS PARA NO AFECTAR OTROS ÓRGANOS.


Manuel Buendía Calderón. Boletín de la Sociedad Peruana de Medicina Interna 2000; 13: 227

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada